El gobierno español ofreció al escritor de origen peruano y ganador del Premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, la dirección de la máxima institución de enseñanza de la lengua española. El autor de Conversación en la catedral y Pantaleón y las visitadoras rechazó el honor para dedicarse a sus proyectos literarios al cien por ciento.

Nada menos que el Rey de España, Juan Carlos I, fue el encargado de pedir al escritor que dirigiera el Instituto. El Rey hizo esto por petición de Mariano Rajoy, el nuevo presidente del gobierno.

Vargas Llosa, quien también cuenta con la nacionalidad española, rechazó el mismo puesto en el año de 1996, dos años después de haber ganado el Premio Cervantes. En aquella ocasión, quien se lo ofreció fue José María Aznar.

Anuncios